Laboral

VALIDEZ DE CONVENIOS DE TERMINACIÓN DE TRABAJO EN EPOCA DE COVID-19

... Esta ratificación "blinda" el convenio, sin embargo, desde finales de marzo, en todo el país fueron suspendidas las actividades presenciales en todas estas dependencias, por lo que hizo imposible la celebración. En algunas entidades se habilitaron jornadas para la celebración, sin embargo, los turnos otorgados eran diminutos en concordancia con la situación.

La pandemia que atravesamos nos hizo cambiar nuestra realidad laboral, los casos principales son los trabajadores de las empresas que tuvieron que suspender sus actividades desde el inicio de la declaratoria de emergencia sanitaria, sin embargo, tambien las que fueron consideradas esenciales, que vieron reducidas en sus ingresos por la reducción de actividad comercial. 

En mayor o menor medida, las empresas han tenido que modificar las condiciones laborales y en el peor de los casos recortar su personal. Estos cambios a las condiciones de trabajo han sido principalmente la disminución de salarios y jornada, o en su caso, la prestación de servicios en vía remota (home office).

Tal y como lo exponía en el post anterior, un acuerdo de voluntades es la mejor vía para prevenir juicios, en lo particular, para la modificación de condiciones laborales y sobre todo para concluir una relación laboral. Resultado indispensable que se hayan celebrado por escrito.

En circunstancias normales, al concluir una relación laboral, la recomendación siempre es realizar la ratificación del convenio ante la autoridad jurisdiccional competente, ya sea la Junta de Conciliación y Arbitraje, (local o federal) o incluso ante la Procuraduría de la Defensa del Trabajo. Esta ratificación “blinda” el convenio, sin embargo, desde finales de marzo, en todo el país fueron suspendidas las actividades presenciales en todas estas dependencias, por lo que hizo imposible la celebración. En algunas entidades se habilitaron jornadas para la celebración, sin embargo, los turnos otorgados eran diminutos en concordancia con la situación.

Ante la imposibilidad de realizar la ratificación, lo que aconteció es que la inmensa mayoría de los convenios fueron celebrados únicamente de forma privada. ¿Estos convenios tienen validez?

La respuesta desde luego es si. Obviamente dependerá de la redacción de cada convenio y las circunstancias que dieron origen, la actividad de la empresa e incluso las características del ( de la) trabajador (a). Sin embargo, nos referimos en el sentido de validez en cuando a la forma de celebración, de forma privada, en la cual, la omisión de la ratificación ante la Junta no resta valor probatorio.

Esto es así en virtud de que la norma laboral no obliga a las partes el ratificar los documentos de terminación laboral, o de modificación de condiciones laborales, ya que esta es una facultad potestativa, es decir, es decisión de las partes agotar la ratificación ante la Junta. Incluso dicha ratificación resulta una carga a las partes, en la que existe cierta inversión de dinero y tiempo.

Esto lo resolvió la Segunda Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación al resolver la contradicción de tesis 21/2016, de donde derivó la jurisprudencia con numero de registro 2013496, del rubro “CONVENIOS DE TERMINACIÓN DE LA RELACIÓN LABORAL. PARA EFECTOS DE SU VALIDEZ, LAS PARTES NO TIENEN LA OBLIGACIÓN DE ACUDIR ANTE LA JUNTA DE CONCILIACIÓN Y ARBITRAJE COMPETENTE PARA RATIFICARLOS”.

Es evidente que la ratificación da mayor certeza a las partes, principalmente al patrón, de que el acuerdo de voluntades será respetado en sus términos, eliminando la posibilidad de que el trabajador se arrepiente y demande alguna indemnización, pero también al trabajador, ya que al realizarse el tramite de ratificación, la Junta verifica que las cláusulas se encuentren apegadas a derecho y no se vulneren derechos laborales, incluso que las prestaciones se encuentren bien calculadas y que no exista renuncia de derechos.

Al ser ratificado, únicamente se podría ejercitar la acción nulidad cuando se trate de vicios en el consentimiento. Así lo expuso el Décimo Primer Tribunal Colegiado en Materia de Trabajo del Primer Circuito ( Ciudad de México), en la tesis I.11o.T.29 L (10a.) del rubro: “NULIDAD DE CONVENIO DE TERMINACIÓN DE LA RELACIÓN LABORAL POR VICIOS DEL CONSENTIMIENTO. PROCEDE AUN CUANDO PREVIAMENTE HAYA SIDO SANCIONADO POR UNA JUNTA DE CONCILIACIÓN Y ARBITRAJE [INAPLICABILIDAD DE LA JURISPRUDENCIA 2a./J. 17/2015 (10a.)]”.

Así las cosas, es evidente que todos los convenios celebrados en estas épocas tendrán validez, sin necesidad de existir una ratificación, no obstante, dependerá en mayor o menor medida de la forma en que se encuentre redactado y las circunstancias del mismo, ya que, si se encuentran plasmados hechos inverosímiles, nos encontraríamos en un supuesto de vicios en el consentimiento.

Sigueme en Twitter: @EymardG

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: